Después del terremoto del pasado 7 de septiembre, pobladores en el estado de Chiapas, colindantes con la presa de CFE (Comisión Federal de Electricidad)“La Angostura”, exigieron la revisión del complejo ante el temor de que este pudiera contener daños importantes.

Ante la situación, al estado de Chiapas se trasladó personal técnico de la Comisión Federal de Electricidad, y la Comisión Nacional del Agua, a través de un informe de Programa Learning from Earthquakes (LFE), se determinó, que la fisura que presenta la pared de la presa no representa un peligro alguno, pues el daño no es estructural.

El informe también contiene los estados de las presas Peñitas y Chicoasén, las cuales tampoco presentan daños en su estructura, por ahora a través de medios locales, ha trascendido que las presas en el estado de Chiapas operan de forma normal y que, hasta el momento, no representan un peligro para las comunidades y municipios colindantes con estos complejos.

Con información de agencias locales.

 


¡Síguenos en redes sociales!


Total
6
Shares