fbpx

Rusia se atribuye el asesinato del líder del Estado Islámico

La Federación Rusa se proclamó la muerte del líder extremista del Estado Islámico (EI), Abu Bakr al-Baghdadi realizado por un ataque aéreo contra una reunión de las cabezas principales de la agrupación afueras de la capital de Siria.

PATROCINADO

Según comentó el Ministerio de Defensa Ruso, el deceso del cabecilla principal de EI se dio por la aviación rusa a finales de Mayo debido a los reportes erróneos expuestos en el pasado, al-Baghdadi publicó un audio por última vez el 3 de Noviembre donde incitaba a sus seguidores a seguir luchando por Mosul y seguir defendiendo la ciudad.

La ofensiva del ataque hecho el 28 de Mayo sobre EI afuera del Sur de Raqqa, la ciudad Siria autoproclamada como zona de dependencia del grupo,  dejó como resultado a 30 comandantes de nivel intermedio y 300 combatientes, entre ellos estaban Abu al-Khadji al-Mysri, Ibrahim al-Naef al-Khadj y Suleiman al-Shauah.

- Advertisement -

Un emisario de la liga encabezada por Estados Unidos para combatir a la milicia mencionó en un mensaje que no podía confirmar la afirmación de Moscú.

Las informaciones del asesinato de al-Baghdadi concuerda con cambios en el grupo, debido a la pérdida de territorios y luchas para defender sus dominios, Mosul en Irak y Raqqa en Siria, algunos conjuntos con el apoyo de Washington lanzaron algunas operaciones para tomar ambas ciudades.

Burócratas estadounidenses y activistas sirios señalaron que varios jefes de EI salieron de Mosul y Raqqa en los últimos meses hacia Mayadeen lugar remoto en el corazón del Valle de Éufrates, región Siria cerca de la frontera con Irak controlada por el grupo.

- Advertisement -

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos que monitorea la guerra Siria desde Gran Bretaña, informó de ataques aéreos en una carretera que une las localidades de Ratla y Kasrat donde murieron 18 personas, el colectivo activista Raqqa is Being Slaughtered Silently señaló la muerte de 17 civiles mientras se trasladaban en autobuses.

De confirmarse, sería un importante éxito militar para Rusia, que desde septiembre de 2015 lleva a cabo lleva una campaña de apoyo al presidente de Siria  Bashar Assad, además de que se produciría 3 años después de la proclamación de al-Baghdadi como líder de un califato islámico en Irak y Siria desde una histórica mezquita de Mosul.

Reciente

Relacionado